Javier Peña y “El tren mágico” (Premio Fundación Cuatrogatos 2017)

Si le pides a Javier Peña que te cuente algo de su vida, posiblemente te diga algo así como: “Nací en Avellaneda, Buenos Aires, el 2 de junio de 1965. Cuando terminé la escuela secundaria quería estudiar diseño gráfico, pero esa carrera aún no existía en la Universidad de Buenos Aires, así que fui a Bellas Artes y después a una escuela de diseño. Más tarde estudié Dirección de Arte en la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad. Trabajé en editoriales: Imaginador, como ilustrador; Argentime (revistas de tenis y turismo), como programador web y luego como diseñador; en lugares de pre-impresión y gráficas. Eso me permitió conocer el proceso completo de producción: cuando hago un libro, llego hasta el pie de máquina en la imprenta”. Si te animas a pedirle más detalles, tal vez te revele algunas de sus aficiones: “Hago composición musical y participo como dirigente en un club de Futsal de AFA”. (Si no tienen idea de lo que son el futsal y AFA, como nos sucedió a nosotros, echen un vistazo aquí y aquí).

La bibliografía de este autor e ilustrador incluye títulos para niños y jóvenes como Un partido diferente (Calibroscopio, 2007), Un desastre olímpico (Calibroscopio, 2008), ¿Puede volar un cangrejo? (Océano Travesía, 2010), Los monstruos ya no asustan (Calibroscopio, 2011), La mesa está servida (Calibroscopio, 2013), La odisea de Polistes (Conaculta-Océano Travesía, 2012) y Las sombras de una nube (Editorial del Álbum, 2015).

Con El tren mágico (Calibroscopio, 2016) obtuvo el Premio Fundación Cuatrogatos 2017. Y para conocer más sobre la trayectoria de Javier Peña y la de El tren mágico, le hicimos esta entrevista:

Sigue leyendo

“No se puede dibujar sin un espíritu travieso”: Mitsumasa Anno cumple 90 años

Anno“Realmente no hago una distinción entre los libros que hago para los niños y los de los adultos”, declaró en una ocasión Mitsumasa Anno, el autor japonés de libros ilustrados más conocido internacionalmente. “Yo no dibujo para complacer a los niños, dibujo para complacerme a mí mismo”.

Anno nació el 20 de marzo de 1926 en Tsuwano, una pequeña ciudad de la prefectura de Shiman. Durante sus estudios de bachillerato recibió clases de dibujo y pintura, y se convirtió en un apasionado lector de las obras de Herman Hesse. Fue soldado durante la Segunda Guerra Mundial y posteriormente se graduó de la Escuela de Formación de MaestrosTamaguchi. Durante una década impartió clases de matemáticas a niños de enseñanza elemental en una escuela de Tokio.

“Como profesor he tratado de presentar el material a los alumnos de forma tal que ellos puedan ampliar el alcance de su comprensión y la expresión personal. Al mismo tiempo, he aprendido mucho de ellos. La manera infantil de ver la realidad es diferente a la de los adultos…”, ha declarado Anno, recordando sus años dedicados al magisterio.

Sigue leyendo

Marta Altés habla sobre su álbum “¡No!” (Thule Ediciones), ganador del Premio Fundación Cuatrogatos 2015

Foto: Núria Rius.

Foto: Núria Rius.

Nacida en Barcelona, en 1982, Marta Altés es una ilustradora española que ha cautivado al público y la crítica especializada en los últimos años con álbumes como ¡No! y Soy un artista. Además de escribir e ilustrar sus propias historias, Marta ha creado imágenes para libros de otros autores, como Amistades secretas, de Agustín Fernández Paz, y Tan petita i ja saps, de Maria-Mercè Marçal.

¡No!, publicado en español por Thule Ediciones, fue uno de los libros galardonados con el Premio Fundación Cuatrogatos 2015. El jurado destacó: “Con un estilo de dibujo que cautiva por su lozanía y lo directo de su comunicación, esta obra encadena situaciones que resultarán familiares para cualquier amante de los perros, hasta desembocar en una inesperada pregunta final. Libro ameno y cautivador, con un personaje de gran carisma”.

Cuatrogatos entrevistó a Marta Altés para conocer más sobre su trayectoria y sobre el origen de ¡No!:

¿Cómo te convertiste en ilustradora de libros para niños?

Me había gustado dibujar desde que era una niña, pero cuando llegó el momento de decidir qué carrera estudiar, no me decidí por la ilustración. Estudié diseño gráfico en Barcelona y cuando terminé empecé a trabajar en un estudio que se llama The Original Cha Chá. Allí aprendí mucho. Se portaron muy bien conmigo, porque el primer año después de la carrera pude hacer un curso de ilustración un día a la semana en EINA (Escola de Disseny i Art, centro vinculado a la Universitat Autònoma de Barcelona). Este curso no era de ilustración infantil, pero me gustó mucho y siempre que podía intentaba poner ilustraciones en los diseños que hacía en el estudio.

Sigue leyendo