Javier Peña y “El tren mágico” (Premio Fundación Cuatrogatos 2017)

Si le pides a Javier Peña que te cuente algo de su vida, posiblemente te diga algo así como: “Nací en Avellaneda, Buenos Aires, el 2 de junio de 1965. Cuando terminé la escuela secundaria quería estudiar diseño gráfico, pero esa carrera aún no existía en la Universidad de Buenos Aires, así que fui a Bellas Artes y después a una escuela de diseño. Más tarde estudié Dirección de Arte en la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad. Trabajé en editoriales: Imaginador, como ilustrador; Argentime (revistas de tenis y turismo), como programador web y luego como diseñador; en lugares de pre-impresión y gráficas. Eso me permitió conocer el proceso completo de producción: cuando hago un libro, llego hasta el pie de máquina en la imprenta”. Si te animas a pedirle más detalles, tal vez te revele algunas de sus aficiones: “Hago composición musical y participo como dirigente en un club de Futsal de AFA”. (Si no tienen idea de lo que son el futsal y AFA, como nos sucedió a nosotros, echen un vistazo aquí y aquí).

La bibliografía de este autor e ilustrador incluye títulos para niños y jóvenes como Un partido diferente (Calibroscopio, 2007), Un desastre olímpico (Calibroscopio, 2008), ¿Puede volar un cangrejo? (Océano Travesía, 2010), Los monstruos ya no asustan (Calibroscopio, 2011), La mesa está servida (Calibroscopio, 2013), La odisea de Polistes (Conaculta-Océano Travesía, 2012) y Las sombras de una nube (Editorial del Álbum, 2015).

Con El tren mágico (Calibroscopio, 2016) obtuvo el Premio Fundación Cuatrogatos 2017. Y para conocer más sobre la trayectoria de Javier Peña y la de El tren mágico, le hicimos esta entrevista:

Sigue leyendo

Conversamos con los editores: Calibroscopio

Papa y yo, a veces shortEn esta nueva entrega de Conversando con los editores dan respuesta a nuestras preguntas Judith Wilhelm y Walter Binder, de la editorial Calibroscopio. Este sello argentino publicó el álbum Papá y yo, a veces, de María Wernicke, uno de los títulos ganadores del Premio Fundación Cuatrogatos 2014.

¿Qué distingue a Calibroscopio? ¿Cuál es su filosofía como editorial?

Es una pregunta difícil. Porque es la pregunta que nos hacemos cada tanto nosotros mismos, cuando participamos de una feria del libro, cuando entramos a las librerías, en fin, cuando nos enfrentamos a los tantísimos libros infantiles y juveniles que se publican anualmente en Hispanoamérica y en el mundo. Por eso nos detenemos a pensar muy bien cada proyecto que encaramos. Como editores de libros ilustrados y libros álbum, y como libreros, que también somos, creemos que los libros, como objetos de arte, deben aspirar a ser vehículos de experiencias transformadoras, profundas. No en el sentido de un mensaje determinado, sino como experiencia estética, desde la pura sensibilidad. Por eso publicamos pocos libros al año, libros con los que intentamos aportar algo diferente, no repetir ni repetirnos.

Sigue leyendo