Reeditan en Cuba Libro primero de las cosas raras, de Albertico Yáñez

El sábado 22 de enero, a las 11 am, en la plaza de Armas de la Habana Vieja, la editorial cubana Gente Nueva realizará el lanzamiento de la reedición de Libro primero de las cosas raras, del escritor Alberto Jorge Yáñez (1957-2008), que fuera ganador del Premio Nacional de la Crítica en el año 1996.

Sobre este autor, expresó el brasileño Bartolomeu Campos Queirós: “Su singularidad se encuentra en su desmedida espontaneidad, en su sentido del humor único y crítico frente a una realidad que merece ser reflejada. No es posible quedarse pasivo ante una obra en la que lo inusitado y lo absurdo se suman para configurar un texto pleno de humor y fantasía”.

Albertico Yáñez fue narrador y poeta. Se dio a conocer en 1981, cuando ganó el premio literario 13 de Marzo, de la Universidad de La Habana, con Cuentan que Penélope. Más tarde publicó, además de la obra que ahora reedita Gente Nueva, Este libro horroroso y sin remedio, Poco libro para tanta barrabasada y La perdida por la ganada o El cambio del niño por la vaca.

Teatro hispano para niños en Estados Unidos

El Festival de Teatro para Niños, organizado por el Teatro de la Luna, organización con sede en Washington DC, Estados Unidos, estrenará este sábado 15 de enero la obra Gotas de agua, escrita y dirigida por la teatrista venezolana Jacqueline Briceño.

Gotas de agua se presentará a las 4:00 pm, en el Rosslyn Spectrum, ubicado en el 1611 North Kent St. “LL” Level, Arlington, VA 22209. Según la nota de prensa, “tres clowns confirman la importancia del agua a través de los personajes de la historia de Gotas, ciudad en peligro. Transformados en Rocío, guardiana de la fuente de agua pura; Hidroamigo, defensor del agua, y Conta, rey de la contaminación, nos divierten y enseñan a cuidar el más preciado tesoro de nuestro planeta: el agua”. El pasado año, Teatro de la Luna presentó El gato y la gaviota, otra obra de Briceño.

Briceño comenzó su carrera de actuación en 1973, al unirse al Teatro de Niños de la Universidad de Carabobo, en Venezuela. Por dos décadas trabajó con reconocidas compañías teatrales de su ciudad, participando en más de 40 espectáculos. Tuvo a su cargo la dirección de la Academia de Teatro para Niños del Teatro Estable de Carabobo por más de doce años. En 1994 crea Dorso Teatro y su Conservatorio de Teatro para niños.

A partir de 1997, Jacqueline Briceño reside en Miami, Estados Unidos. Como dramaturga ganó el premio María Teresa León 2005, con la obra La casa de todos, otorgado por la Asociación de Directores de Escena de España (ADE) y el Ministerio de la Mujer. Es maestra de actuación para niños en el programa Prometeitos y en el Programa de Entrenamiento Profesional para Actores del Teatro Prometeo, perteneciente al Florida Center for the Literary Arts del Miami Dade College.

In memoriam María Elena Walsh (1930-2011)

Marielena, nuestra entrañable “cigarra”, sobreviviente de tantas adversidades, se ha ido. Nos deja las canciones que compuso y las páginas que escribió para chicos y para grandes: una obra monumental, que ha dejado una huella indeleble en varias generaciones y que, a no dudarlo, seguirá haciéndose sentir.

Además de ser grandes admiradores de la obra artística de María Elena Walsh, y de su compromiso con la democracia y la libertad, tuvimos la suerte inmensa de conocerla y de poder compartir, con ella y con Sara Facio, algunos momentos inolvidables en Argentina y en Estados Unidos. Momentos que, al conocer la noticia de su fallecimiento, hemos revivido detalle a detalle, con fruición. Primero, en Buenos Aires, aquel té, acompañado por una conversación afectuosa y una entrevista “a regañadientes”, en su acogedor piso de la calle Scalabrini Ortiz, y el lanzamiento en una feria del libro de varios títulos publicados por La Azotea. Más adelante, en Miami, tuvimos el gusto de convertirnos en sus “choferes de lujo”, como ellas nos catalogaron, y llevarlas de un lado a otro de la ciudad en nuestro Toyota: una charla vespertina junto a la gigantesca piscina del hotel Biltmore (sí, esa donde nadaba Tarzán, o mejor dicho, Johnny Weissmuller); un delicioso desayuno de domingo en un café al aire libre de Coconut Grove; una escapada relámpago a South Beach, a pasear por Ocean Drive, para complacer a Sara, que no quería volar de regreso a casa sin haber visto aunque fuera por unos minutos el mar. De esa visita al sur de la Florida son un par de fotos simpáticas, “del corazón”, con una Marielena despreocupada y sonriente, que tenemos en casa.

En este momento de pérdida y tristeza, nos gusta imaginar que, como Juan Derramasoles, el personaje de su poema “El juglar”, Marielena se despide de nosotros diciendo:

He cantado para siempre,
la esperanza me mandó.
Quien me busque por el tiempo
me hallará en el ruiseñor.

Sergio Andricaín y Antonio Orlando Rodríguez

Fallece María Elena Walsh

Hoy lunes 10 de enero falleció en Buenos Aires, a los 80 años de edad, la escritora, poetisa y compositora argentina María Elena Walsh, una de las m’as influyentes figuras de la literatura infantil hispanoamericana.

En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires y en 1990 recibió el Doctor Honoris Causa de la Universidad Nacional de Córdoba y Personalidad Ilustre de la Provincia de la capital argentina. En 1991 fue galardonada con el Highly Commended del Premio Hans Christian Andersen de la IBBY (International Board on Books for Young People).

El pasado año Cuatrogatos dedicó un dossier en homenaje a María Elena en el que más de una veintena de autores de distintos países latinoamericanos escribieron sobre la autora de obras clásicas como Tutú Marambá, El reino del revés, Dailan Kifki y Cuentopos de Gulubú.