Conjuros y sortilegios cumple 20 años

Tal y como suena: Conjuros y sortilegios, de Irene Vasco, uno de los más significativos títulos de la literatura infantil de Colombia, cumple el vigésimo aniversario de su primera edición. El libro fue publicado originalmente en Bogotá como parte de la colección OA Infantil, de Carlos Valencia Editores, con ilustraciones de Cristina López. Actualmente forma parte del catálogo de Panamericana Editorial, con ilustraciones de Juanita Isaza.

La lista de logros acumulados por este simpático “manual de hechicería” para niños a lo largo del tiempo es larga, pero aquí les va un pequeño resumen:

Libro seleccionado por la Secretaría de Educación de México para hacer parte de 46.100 Bibliotecas Escolares, 2003.

Libro incluido en la Lista de honor en la selección Los mejores Libros Infantiles del Banco del Libro de Venezuela, 1991.

Fragmentos publicados en edición bilingüe, español-inglés de Mandaderos de lluvia y otros poemas de América Latina /Messengers of rain and other poemas from Latin America, obra editada por Claudia Lee, Groundwood Books, Toronto, Canadá, 2002

Premio al Mejor Libro de Literatura Infantil, Fundalectura, Colombia, 1992.

Libro seleccionado para formar parte de diversos planes de lectura en Colombia y Venezuela.

Si aún no han leído Conjuros y sortilegios, su cumpleaños 20 es un buen pretexto para hacerlo.

La escritora Ivette Vian y la heroína de uno de sus cuentos

Desde La Habana, la escritora cubana Ivette Vian nos envío una foto en la que aparece junto a Maní Totó, la protagonista de uno de sus más recientes cuentos.

Cuando le preguntamos por qué su mascota lleva ese curioso nombre, nos contestó: “Esta perrita me la trajo mi nieta Carmina del pueblo de Manicaragua, en las montañas del Escambray. Fue en agosto del año pasado y era una cachorrita como de un mes. Antes de traérmela, Carmina me llamó desde Manicaragua para preguntarme si la quería y me explicó que era una perrita que se había encontrado metida en una jaula de pollos. Le dije que sí y cuando la llevé al veterinario, porque estaba muy débil, resultó que tenía anemia grave y se estaba muriendo. Hubo que inyectarle muchas vitaminas para salvarla”.

Como llegó a su casa sin nombre, Ivette tuvo que ponerle uno. “De Mani-caragua, Maní… Después le agregué Totó, porque mi papá siempre me contaba que, cuando él era chiquito, allá en Santiago de Cuba, había un chinito viejo que vendía maní tostado e iba pregonando: ‘Maní totó, maní totó’…”.

Esperamos poder leer pronto este nuevo relato de la autora de Como te iba diciendo… , La Marcolina, Siete cuentinos, Coco Pascua, Cartas a Carmina y otras muchas obras significativas de la narrativa cubana para niños.

Quienes deseen leer algo de Ivette Vian, solo tienen que hacer clic aquí.

Homenaje al papá de Peter Pan

Hoy se cumplen 150 años del nacimiento del escocés James Matthew Barrie, autor de una de las novelas para niños emblemáticas de la literatura anglosajona: Peter Pan y Wendy.

Cuando los editores de Cuatrogatos estuvieron en Londres, su agenda incluyó una visita a Kensington Park para ver el monumento de bronce que se levantó allí en 1912, en honor a Peter Pan y a su creador. A manera de homenaje a Barrie, hoy compartimos de ustedes esta serie de fotos del niño que se rehusó a crecer y de las hadas, ardillas y conejos que escuchan su música.