Paraguay: libros para niños en guaraní

Por Carlos Castillos, DPA, Asunción.

La lengua guaraní, cuestionada, acosada y marginada durante muchos años en Paraguay, su propia cuna, muestra renovadas fuerzas creadoras con la aparición de literatura infantil que empieza a distribuirse en todo el país.

La experiencia está a punto de cumplir su primer año con evidentes signos de haber sido una decisión acertada, según dijo Nidia Díaz, responsable de una serie de libros que recogen leyendas, tradiciones, costumbres y hechos históricos de Paraguay.

Además de las tradicionales leyendas con animales salvajes como protagonistas, las nuevas publicaciones abordan temas ecológicos o de la historia reciente como la dictadura que sufrió el país entre 1954 y 1989.

“Hay muchas costumbres, reseñas de animales, vida social, usos y tradiciones. Pero además, se refleja en ese material el sentido de solidaridad que tiene el paraguayo. Para nosotros el extranjero es muy bienvenido. Es latente esa predisposición a la solidaridad. Nos gusta que el visitante se sienta bien”, agregó Díaz.

Los libros son “divertidos, entretenidos y estimulantes” para los niños, pero también despiertan el interés de los adultos y, particularmente, de los campesinos, a quienes “les resulta sumamente fácil” decodificar los signos impresos de su lengua nativa. “Tiene un significante mucho más realista para ellos”, comentó Nidia.

El guaraní es una de las dos lenguas oficiales de Paraguay, junto con el castellano, y se conserva intacto a nivel oral, con una gran presencia en todo el país. Se calcula que lo maneja el 90 por ciento de la población, compartido con el castellano y a veces en una mezcla de ambas lenguas, en un dialecto que se llama “yopará”, una modalidad “absolutamente corriente”.

El Ministerio de Educación acepta el “yopará” pero estimula también el uso corriente del guaraní como intento de afirmar la identidad de los paraguayos y, como es natural, se genera una polémica entre los expertos en este terreno.

Pero esa forma de expresión, heredada de etnias guaraníes que habitaron y habitan extensas regiones de Paraguay, sur de Brasil, sur de Bolivia y norte de Argentina, fue una lengua tradicionalmente hablada y adquirió formas escritas recién a partir de la década de 1970, cuando se fueron unificando intentos anteriores que se basaron en la escritura latina o el castellano.

La editorial que dirige Nidia Díaz tomó en consideración la importancia de este fenómeno y valoró “la necesidad de rescatar la fuerza de ese idioma que es parte de la identidad de los paraguayos” y que “es tan vigente como el castellano”.

“La idea es trabajar en ese orden y editar material impreso que sea de interés para los niños, que los ayude en el acercamiento a la lengua”, explicó Díaz, que hace ocho años dirige un complejo cultural en pleno centro de Asunción.

Al principio fue simplemente “una librería pequeña” que después fue creciendo hasta convertirse hoy en un complejo, asociado a la Alianza Francesa, en el que, además de autores nacionales y latinoamericanos, se apoya y se difunden el teatro, los músicos y los artistas plásticos.

La fuerte presencia de otras culturas, introducidas en el país por inmigrantes españoles, alemanes, japoneses, amenazó a la cultura y la lengua indígena que, sin embargo, soportó todos los embates y hoy pasó a ser casi un símbolo nacional.

Aunque en la Constitución de 1967 hubo un reconocimiento oficial de su existencia y vigencia, en esa misma década de 1960, el guaraní sufrió toda clase de marginaciones.

Nidia Díaz recuerda que cuando era niña “se hablaba a escondidas y se decía que el ser ‘guarango’ (sin gracia) estaba asociado al mal hablado que se expresaba en guaraní. Pero a la hora de la siesta, uno aprendía guaraní con la empleada de la casa, que generalmente era oriunda del campo”.

La mujer celebra que “felizmente la lengua se mantuvo a nivel de la tradición oral”, aunque la etnia guaraní disminuyó muchísimo en los últimos años en número y en sus tradiciones culturales.

Respecto de los libros en guaraní y en “yopará”, Díaz advierte que se trata de “herramientas no solamente de recreo sino también de aprendizaje”, pero su utilidad y aprovechamiento “dependerá de la habilidad del docente”.

No obstante, el esfuerzo es válido para remarcar la “vitalidad creadora” de esa lengua que “sorteó con éxito todos los embates” para aniquilarla “y sobevivió hasta convertirse en lengua oficial, a la par del castellano”.

Niños y humor

Una reflexión de Bebe Willoughby, editora estadounidense:

“¿Por qué los niños responden tanto al humor? Hay sin duda muchas razones para esto, pero probablemente la que prevalece es que la vida es dura y que los niños tienen un deseo real de descargar sus miedos. También sucede que su capacidad para la diversión no ha sido contaminada. El humor les muestra una parte de la vida que ellos pueden de otra manera ignorar. Los ayuda a usar su imaginación y a pensar en lo improbable. El humor es un escape, pero también abre la puerta hacia la verdad, especialmente a los niños más grandes”.

En Estados Unidos, campaña Leer para un Futuro Mejor


La organización estadounidense Reading Is Fundamental (RIF por sus siglas en inglés) y la cadena de tiendas Macy’s se han unido para lanzar Book A Brighter Future™ (Leer para un futuro mejor), una campaña nacional enfocada en generar conciencia sobre la lectura y apoyar la alfabetización infantil. La campaña Book A Brighter Future es una promoción anual ofrecida en las tiendas Macy’s durante la temporada del regreso a clases para ayudar a recaudar fondos para los programas RIF locales y para brindar recursos de lectura a los niños que más los necesitan.

Esta campaña ofrece la oportunidad a los clientes de Macy’s (con más de 800 tiendas en 45 estados del país) de unirse a esta iniciativa e impactar la alfabetización de los niños en la comunidad donde viven. Del 1 de julio al 31 de agosto de 2009, los clientes de Macy’s pueden donar $3 y obtener un cupón de $10 de descuento en una compra de $50 en cualquier tienda Macy’s del país. Macy’s donará el 100 por ciento de cada $3 a RIF.

“Retribuir a las comunidades en las que trabajamos y vivimos es desde hace tiempo una prioridad de Macy’s”, indicó Terry Lundgren, director, presidente y director ejecutivo de Macy’s Inc. “Nos enorgullece el hecho de que tan solo el año pasado más de un millón de clientes de Macy’s participaron en la campaña Book A Brighter Future y ayudaron así a recaudar más de 3 millones de dólares para los niños que no tienen acceso a los libros. Es una manera maravillosa de que nuestros clientes apoyen la educación de niños que viven en su propia comunidad y a la vez se beneficien de ahorros especiales en sus compras en Macy’s para el regreso a clases”. Por cada $3 donados, $1 se destinará a apoyar programas RIF locales cerca de la tienda Macy’s, $1 se destinará a apoyar la Campaña de Alfabetización Multicultural de RIF y el $1 restante ayudará iniciativas de RIF en marcha para brindar recursos de lectura a millones de niños marginados en todo el país.
“La visión de RIF es unos Estados Unidos alfabetizados, en los que los niños puedan acceder a los libros y descubrir así el placer y el valor de la lectura”, dijo Carol H. Rasco, presidenta y directora ejecutiva de RIF. “Casi dos tercios de las familias con bajos ingresos no tienen libros de ningún tipo para sus hijos. Esta campaña conjunta con Macy’s permite a RIF dar libros gratis y recursos de lectura a los niños que se encuentran en mayor riesgo de desarrollar problemas de lectura”.
Desde 2006, Macy’s y RIF han recaudado más de $7 millones gracias a la promoción en la tienda, profundamente impactando la misión de RIF. Macy’s ha ayudado a entregar más de tres millones de libros a 1.2 millones de niños y ha donado 750 colecciones de libros multiculturales de tapa dura a escuelas, centros Head Start y bibliotecas en todos los estados y el territorio de Estados Unidos. Macy’s también apoya la Campaña de Alfabetización Multicultural de RIF, iniciativa de varios años para promocionar y apoyar la alfabetización durante la infancia en comunidades afroamericanas, hispanas e indígenas americanas, las que presentan resultados más bajos en las pruebas de lectura.
“RIF desea recordar a todos los padres que el simple acto de leer en voz alta a sus hijos pequeños es lo más importante que pueden hacer para ayudar a alfabetizarlos”, agrega Rasco. “RIF cuenta con muchos recursos para ayudar a los padres y a las personas encargadas de cuidar de los niños a aprender cómo desarrollar en ellos las habilidades relacionadas con el lenguaje y el amor por el aprendizaje”.
Entre estos recursos se encuentra Semillitas de aprendizaje/Leading to Reading de RIF, un recurso educativo gratuito en Internet, orientado a bebés, niños pequeños y preescolares. Este sitio divertido e interactivo ofrece historias, rimas infantiles y otras actividades para que adultos y niños experimenten juntos mientras leen para un futuro mejor.
Reading Is Fundamental, Inc. (Leer es Fundamental), fundada en 1966, motiva a los niños a leer al trabajar con ellos, con sus padres y con miembros comunitarios para hacer de la lectura una parte más divertida y provechosa en su diario vivir. La principal prioridad de RIF es ayudar a niños menos aventajados desde su nacimiento hasta los 8 años. A través de voluntarios en las comunidades de cada estado y cada territorio de los Estados Unidos, RIF provee cada año 16 millones de libros nuevos gratis, así como recursos de alfabetización a 4.5 millones de niños. Para más información sobre la campaña comunitaria de RIF para las familias latinas “Un futuro brillante empieza en un libro”, por favor de visitar nuestra página de Internet www.rif.org/leer.